octubre
13
2014

¿Te gusta ir al cine? En Doble Erre nos encanta, la apreciación por el séptimo arte forma parte de nuestro trabajo.

Desde hace más de 100 años la industria del cine ha cautivado y fascinado a las audiencias de todo el mundo. La historia que se entreteje desde que los hermanos Lumière desarrollaron el primitivo cine mudo hasta el estreno del éxito de taquilla “The Avengers” es una detallada construcción que nos apasiona; sin embargo, hoy te vamos a contar solo una parte: el desarrollo de la industria cinematográfica en México.

En 1896 se filmó por primera vez en México, y el protagonista fue el entonces presidente de la república Porfirio Díaz, quien aparece alegremente paseando a caballo en el Bosque de Chapultepec; los realizadores fueron Claude Ferdinand y Gabriel Veyre.

Video de Porfirio Díaz paseando a caballo.

Imaginen el gusto y emoción de Porfirio, quien fue un gran admirador de la cultura francesa, al ver el invento del cinematógrafo; solo así se entiende el impulso que ofreció al desarrollo del cine nacional, pues tan solo 1 año después de su video paseando a caballo, se realizó el primer corto silencioso de producción nacional: “Riña de hombres en Zócalo”.

El primer largometraje mexicano se realizó en 1906, 4 años antes de la revolución, siendo el tema de esta cinta las fiestas presidenciales en Mérida. Dos años después se realizó el primer corto de ficción por Enrique Rosas, titulado El Rosario de Amozoc.

De 1910 a 1917 los levantamientos y las luchas revolucionarias constituyeron el principal tema expuesto en las salas de cine, a excepción de unos cuantos sucesos cinematográficos como el filme de ficción El aniversario del fallecimiento de la suegra de Enhart (1912) de los hermanos Alva, el más antiguo corto de ficción del cual todavía se conservan copias, o el estreno en 1915 de ¡Los libertadores de México! El cuál es el primer largometraje de ficción nacional.

Fotograma de la película El aniversario de la muerte de la suegra de Enhart, de los Hermanos Alva, México, 1912.

Fotograma de la película El aniversario de la muerte de la suegra de Enhart, México, 1912.

El cine sonoro apareció en 1927, siendo el cantante de jazz Alan Crossland lo primero que se escuchó en la historia del cine. Dicho adelanto tecnológico llegó a México en 1931 con la realización de Santa, la primera película sonora mexicana.

Santa

Póster de Santa, primera película sonora en México.

En 1935 comenzó la época de oro del cine mexicano. Luminarias como Mario Moreno ¨Cantinflas¨, María Felix, Dolores del Río, Pedro Infante, Pedro Negrete, y directores como Luis Buñuel consiguieron fama internacional en los años cuarenta.

Luis Buñuel

Luis Buñuel, director español naturalizado mexicano.

Jorge Negrete

Jorge Negrete, cantante y actor mexicano.

Dolores del Río

Dolores del Río, cantante y actriz mexicana.

En 1970 la producción cinematográfica bajó de calidad; en parte gracias a los malos manejos y nepotismo gubernamental con los gobiernos de Luis Echeverría (1970-1706) y José López Portillo (1906 – 1982). La producción se redujo a cutres películas picarescas, o a producciones estatales que, aunque dieron cierta libertad de expresión, nunca reflejaron las inquietudes y necesidades artísticas de los directores, guionistas y productores.

Cine de ficheras I

“3 lancheros muy picudos”, exponente del cine de ficheras.

En los ochenta las películas picarescas se volvieron monótonas y repetitivas, dando lugar al género conocido como cine de ficheras o sexicomedias. Este género se caracteriza por el uso del albur o el humor en doble sentido.

A finales de los años noventa e inicios del nuevo milenio emergió una generación de creativos que hoy en día representan la diáspora de talentos que reciben más impulso en la industria del cine estadounidense; entre ellos Guillermo del Toro, Alejandro González Iñarritu, Alfonso Cuarón y Emmanuel Lubezki.

Los tres amigos

Cuarón, Iñarritu y Del Toro.

Emmanuel Lubezki

 Emmanuel Lubezki, fotógrafo, productor y director mexicano.

Finalmente, el cine independiente en México se encuentra en su gloria actualmente. Producciones como “Heli” de Amat Escalante, “Luz Silenciosa” de Carlos Reygadas o “La Jaula de Oro” de Diego Quemada-Díez han sido apreciadas y reconocidas por sus valores de producción y su narrativa de historias únicas.

Heli Poster

¿Ya viste Heli?

La Jaula de Oro

Te invitamos a ver La Jaula de Oro.

Luz Silenciosa

Luz Silenciosa es una lenta pero impactante película.

¿Qué opinas sobre la historia del cine mexicano?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *